martes, 22 de mayo de 2012

Himno definitivo

El rey y el ministro de exteriores han seleccionado la representación musical definitiva para el Reino de Ononania, se sigue tratanto de una pieza musical escrita por  santo Tomás de Aquino (1225-1274) para la festividad de Corpus Christi. Este himno también es cantado en día Jueves Santo, durante la procesión desde el sagrario principal hacia el monumento donde se da la bendición con el Sacramento, y donde la reserva del mismo queda custodiada hasta el Viernes Santo. Parte de este himno, llamada Tantum Ergo, es cantada antes de la bendición solemne con el Santísimo, efectuada al finalizar las adoraciones eucarísticas.

Este himno expresa de manera concreta la doctrina de la Transubstanciación, en la cual, de acuerdo al pensamiento católico, el pan y el vino, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.


Aunque el latín sea la lengua cooficial, el Himno será cantado en ella.

Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi
Rex effúdit géntium.
Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.
In supremæ nocte coenæ
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ
Se dat súis mánibus.
Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum
Sola fides súfficit.
Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.
Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.
Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario